Rotura de stock. ¿Qué es y cómo evitarla?

rotura de stock
16 Marzo, 2022

Uno de los fallos más graves en logística es cuando se produce una rotura de stock en un pedido. Es decir, cuando un cliente realiza un pedido de un artículo y la empresa no dispone de dicho producto en su almacén o no tiene la cantidad suficiente.

En este artículo, hablamos sobre la rotura de stock, qué es y cómo evitarla en un sistema de almacenaje.

 

¿Qué es la rotura de stock?

Alcanzar ese dorado punto medio entre la demanda del producto y la cantidad de existencias en un almacén es una tarea difícil. La rotura de stock es consecuencia de no saber hallar ese equilibrio.

De esta forma, para conseguir el índice de rotura de stock, un KPI fundamental en logística, hay que realizar la siguiente operación:

 

                                      Índice de rotura= pedidos no satisfechos/ pedidos totales x 100

 

¿Cuáles son las consecuencias de las roturas de stock?

Grosso modo, estas son las consecuencias más notables en cuanto a la rotura de stock en un almacén:

  • Pérdida de ventas: En primer lugar, la rotura de stock es sinónimo de no poder vender. De hecho, ahí puede ser el momento en que el distribuidor se dé cuenta de la falta de una mercancía concreta.
  • Daño en la imagen de marca: La rotura de stock también genera una pérdida de la credibilidad de la empresa. Se pierde la confianza y, por consiguiente, la experiencia del cliente se deteriora, así como su interés por dicha marca.
  • Incremento en los costes logísticos: Metodologías como la logística elástica permiten evitar este tipo de fallos en nuestra supply chain. Por ello, una de las consecuencias más importantes de la rotura de stock es que los costes de logística se incrementan: cuanto mayor es el inventario de las mercancías, mayor es la cuantía de su almacenaje.
  • Pérdida de clientes: Esta es la consecuencia más notoria, sin duda alguna. Un comprador insatisfecho que no vuelve a confiar en una determinada marca, lo que se traduce por una pérdida de la clientela, debido a un mal servicio.

 

Causas de la rotura de stock

Pero ¿cómo evitar la rotura de stock? Para ello, es importante conocer las diversas causas que generan esta falta de mercancía:

Mala previsión

En primer lugar, calcular mal las ventas es uno de los motivos claros por los que se produce una rotura del stock.

Problemas internos o falta de automatización de los pedidos son algunas de las causas que acarrean una mala previsión en las ventas.

Fallo humano

Ya lo decían los latinos: “Errare humanum est”. Y es que, a veces, un simple error humano a lo largo de la supply chain puede desembocar en roturas de stock.

Problemas con los proveedores

En este sentido, se puede deber a múltiples hechos: desde falta de materias primas, hasta una equivocación en el pedido; pasando por devoluciones en las mercancías por problemas relacionados con la calidad.

Retrasos en el transporte

Como en toda cadena, si una fase se ralentiza, el resto por consecuencia también va a retrasarse. De este modo, si la recepción se hace más tarde puede provocar retrasos en las fechas de entrega con el cliente final.

Contabilidad errónea

Que los datos sean inexactos o estén mal registrados se traducen por unos malos cálculos del stock. Por ende, controlar la contabilidad se vuelve una tarea primordial.

Subida inesperada de las ventas

Los denominados “picos de venta” pueden surgir de una forma inesperada. De repente, un producto en concreto se pone de moda y sus ventas se alzan desorbitadamente.

Este fenómeno suele darse en fechas como la Navidad, el Black Friday o las rebajas.

 

Soluciones para evitar una rotura de stock en un almacén

Pero, ¿cómo evitar las roturas de stock? He aquí unas cuantas acciones para sortear este problema logístico:

  • Realizar una correcta previsión de la demanda: En primer lugar, es importante saber planificar correctamente las futuras demandas de los clientes. Un ejercicio de precisión complejo, en el que el cálculo se deberá realizar teniendo en cuenta lo vendido con anterioridad, así como los posibles picos de actividad. Por ejemplo: Si trabajas en un centro de distribución logística, donde se almacenan alimentos, habrá que prever subidas de ventas en la época navideña, por ejemplo.
  • Automatizar los procesos de almacenaje: Ayudarse de las últimas tecnologías se ha convertido en una necesidad imperiosa en logística. La rotura de stock puede ser evitable, haciendo uso de softwares especializados que permitan llevar a cabo un control total del stock almacenado.
  • Llevar un control de los KPI de gestión de stock: Si se realiza un control con los indicadores clave en la gestión de inventarios también se puede evitar la rotura de stock. De este modo, hay que realizar controles en los puntos de pedido, marcar las cantidades que el cliente desee, así como disponer de un stock de emergencia.

Asimismo, para evitar una rotura del stock es importante contar con un buen sistema de almacenaje como los que disponemos en Ractem. Descubre nuestra tienda online.

Envío GRATIS desde 250 €*
Pago 100% seguro
Envío en 3 - 5 días
+34 900 696 796

L - J de 9h a 17:30h | V de 9h a 16h

Envío GRATIS desde 250 €*
Pago 100% seguro
Envío en 3 - 5 días