¿Qué es un almacén robotizado?

Almacenes robotizados
5 Septiembre, 2022

¿Qué es un almacén robotizado?

En la actualidad, una de las novedades más notorias en logística ha sido la llegada de la inteligencia artificial en los almacenes. Una medida que no solo implica un proceso logístico mucho más eficiente, sino que conlleva una mayor seguridad para el trabajador.

En el siguiente post, ahondamos en el concepto de almacén robotizado. Te explicamos para qué sirve, qué tipos existen y cuáles son sus ventajas.

Almacén robotizado: definición

¿Qué es un almacén robotizado? A continuación, la definición de este tipo de almacén:

Un almacén robotizado consiste en aquel que dispone de robots o máquinas para manejar y controlar el stock y cuyo funcionamiento se realiza a través del uso de un software especializado.

Sin duda, una de las claves de la logística 4.0. Y es que la fusión entre digitalización y robótica ha permitido la automatización de muchos procesos, también en el sector logístico.

Tipos de almacenes robotizados en logística

En logística 4.0 encontramos diferentes tipos de almacenes robotizados. Todo va a depender de las necesidades de cada empresa, de acuerdo con las características de las propias mercancías: tiempos, peso, medidas, etc.

Así, encontramos diferentes sistemas de almacenaje o equipamientos que conforman un almacén robotizado y que sirven para mejorar la eficiencia y la seguridad de este espacio logístico. Estos son los principales:

  • Pallet Shuttle: Se emplea para desplazar los palés de las estanterías de paletización. Cuenta con un uso semiautomático, donde solo interviene un trabajador que se encarga de programarlo y utilizarlo desde una carretilla.
  • Transelevadores: Este tipo de robot logístico se ocupa de recoger cajas y palés para colocarlos en las estanterías, sustituyendo así a las carretillas elevadoras.
  • Transportadores: Consiste en un sistema estático que sirve para trasladar las cargas en un almacén. Se encuentran disponibles en forma de bandas, cadenas o rodillos.
  • Vehículos AGV o LGV: Son los vehículos de guiado automático y los vehículos ligeros de transporte, respectivamente. Son muy parecidos a las carretillas, pero en este caso no es necesario ser conducidos por personas.
  • Electrovías: Sus funciones son muy parecidas a las de los transelevadores, aunque se diferencian en que son un sistema de guías áreas. Además, como alcanzan mucha velocidad, solo se emplean para distancias medias.

Operaciones robotizadas en un almacén

Por el momento, esa imagen futurística en la que un almacén dispone exclusivamente de personal cibernético es del todo inviable. No todos los procesos se pueden automatizar, siendo la supervisión humana del todo necesaria.

Los robots solo pueden encargarse de tareas muy simples y que impliquen también el manejo de grandes volúmenes y cargas.

De este modo, si decides montar un almacén robotizado, es necesario tener presente que:

  • La unidad de carga debe ser siempre la misma (ya sea un contenedor, un palé…).
  • Solo se recomienda automatizar una parte del trabajo.
  • Las máquinas deberán encargarse de movimientos repetitivos. El resto deberán ser realizados de forma manual.

¿Por qué emplear un almacén robotizado?

Existen muchas razones por las que emplear un almacén robotizado. Y es que la instauración de este tipo de sistema de almacenaje no solo va a suponer una mejora para la empresa, sino también para los propios trabajadores:

  • Optimización de la gestión del almacén: Simplifica las operaciones en logística, mejorando su eficiencia.
  • Mejora de las condiciones laborales: Los empleados ya no tendrán que mover grandes y pesadas cargas, a la vez que están expuestos a menos riesgos. Automatizar los procesos implica también una mayor seguridad en el trabajo.
  • Optimización del espacio: Este tipo de maquinaria emplea menor espacio dentro de las zonas de paso y picking del almacén.
  • Ahorro de tiempo: Como los procesos son más eficientes y efectivos, el nivel de productividad se incrementa en el almacén.
  • Mayor satisfacción en los clientes: Finalmente, como los tiempos son más cortos y se minimizan los errores en los pedidos, los clientes se encuentran más satisfechos.

En definitiva, un almacén robotizado es utilizar la última tecnología en beneficio de todos los miembros de la organización e, incluso, de los propios clientes. Por consiguiente, no es de extrañar que se estén estableciendo en la logística actual.

Envío GRATIS desde 250 €*
Pago 100% seguro
Envío en 3 - 5 días
+34 900 696 796

L - J de 9h a 17:30h | V de 9h a 16h

Envío GRATIS desde 250 €*
Pago 100% seguro
Envío en 3 - 5 días