Zona de carga y descarga en un almacén

zona carga y descarga
12 Noviembre, 2021

El diseño de un almacén no es casual. Cada zona está pensada ad hoc con el objeto de propiciar la mejor puesta en marcha logística. Por consiguiente, la zona de carga y descarga no iba a ser menos.

Para empezar, una zona de carga y descarga de un almacén debe tener en cuenta el medio de transporte que acude a depositar las mercancías.

Y es que no va a ser lo mismo si el género llega por avión, barco, camión o tren… las características van a ser completamente distintas. De este modo, antes de ahondar sobre qué es una zona de carga y descarga en un almacén, es necesario recordar cuáles son las 7 principales zonas de un almacén.

Las 7 zonas comunes de un almacén

Para que un almacén sea óptimo en sus funciones debe contar con las siguientes 7 partes:

  • Recepción y control: En el momento que entran las mercancías, es necesario comprobar su estado y clasificarlas. 
  • Almacenaje: La zona de almacenaje de un almacén, valga la redundancia, es imprescindible. Ahí se va a acumular el stock, optimizando el máximo espacio posible. 
  • Picking: La zona de picking de un almacén es el lugar donde se preparan los pedidos. Un apartado importante, debido a sus importantes infraestructuras.
  • Expedición: Es el opuesto a la zona de recepción y control. Aquí se verifica el género que va a salir del almacén.
  • Oficina: Todo almacén cuenta también con una zona administrativa.
  • Otras zonas: Desde cámara frigorífica, hasta taller; pasando por una zona de mantenimiento o un espacio donde acumular los embalajes vacíos, por ejemplo.
  • Carga y descarga: También conocida como “muelle” o “zona de maniobras”, un espacio que debe ser planteado, teniendo en cuenta tanto el tránsito del personal como el de las máquinas y vehículos.

¿Qué es una zona de carga y descarga de un almacén?

Ante la pregunta de qué es una zona de carga y descarga en un almacén, explicar a priori que este espacio es fundamental, ya que es clave para optimizar los tiempos de trabajo y, por ende, la productividad de la empresa.

Cuanto más rápido se lleve a cabo la carga y descarga, menos tiempo tardarán los vehículos (camiones, furgonetas de reparto…) en iniciar su ruta. Por tanto, contar con unas instalaciones bien preparadas es del todo importante

De ahí que haya que prestar atención hasta el más mínimo detalle, como es el caso del tipo de sistema de almacenaje a utilizar. En Ractem disponemos de una amplia selección en estantería de paletización, entre otras muchas opciones.

Una zona de carga y descarga en un almacén es el espacio donde recepcionar y enviar la mercancía de un almacén.

Es el nexo de unión entre el transporte exterior y el almacén en sí. Por ello, es un lugar de tránsito constante, imprescindible para el almacén y que debe estar bien diseñado para evitar una paralización del stock. Se recomienda crear una zona de carga y descarga o muelle para entrar las mercancías y otro para la salida de las mismas.

Tipos de zona de carga y descarga de un almacén

Cabe destacar que, dependiendo de donde se encuentre la zona de carga y descarga en un almacén, hay que diferenciar 2 tipos de muelle o zona de maniobras según la ubicación:

Zona de carga y descarga fuera del almacén

Se trata de zonas de carga y descarga independientes del almacén. Tal y como indica su nombre, estas se encuentran fuera del edificio; pero en el mismo recinto.

De hecho, como apuntábamos en un principio, su diseño se implementa en función de las necesidades del medio en el que se transportan las mercancías. Por lo tanto, no va a ser lo mismo una zona de carga y descarga para camiones que una destinada a un ferrocarril. 

En el segundo caso, se emplean mayores medios para introducir o recoger la carga. Con una rampa fija o móvil, como es el caso de los camiones, no va a ser suficiente.

Zona de carga y descarga dentro del almacén

Las zonas de carga y descarga que se hallan integradas en el propio almacén son construidas, normalmente, en uno de los laterales de la nave. De este modo, las carretillas elevadoras y transpaletas, entre otras máquinas, cuentan un acceso directo al interior del camión para recoger o dejar la mercancía. 

Un factor importante, por ejemplo, si el género requiere de un almacenaje frigorífico. En ese caso, la zona de carga y descarga del almacén va a disponer de una puerta automática para evitar cortar la cadena de frío.

Envío GRATIS desde 250 €*
Pago 100% seguro
Envío en 3 - 5 días
+34 900 696 796

L - J de 9h a 17:30h | V de 9h a 16h

Envío GRATIS desde 250 €*
Pago 100% seguro
Envío en 3 - 5 días