Normas básicas de seguridad en un almacén

normas seguridad almacén
24 Julio, 2020

Las normas de seguridad en un almacén están basadas en la evaluación de riesgos y su prevención. A las reglas propias de cualquier entorno laboral se unen unas medidas específicas para el almacén, un lugar en el que deben regir estrictas normas logísticas debido a sus particularidades de manipulación de mercancía y de uso de carretillas y transpaletas para los trabajos en altura.

En este post repasamos algunas de las normas de seguridad más importantes para el almacenaje:

1.    Normas de circulación en los pasillos

La circulación por los pasillos debe estar bien regulada para evitar choques y atropellos. Estas normas logísticas deben ser puestas en conocimiento de los trabajadores y es muy importante que se respeten para evitar accidentes. Entre las medidas más básicas de seguridad a implantar se incluyen:

  • El ancho de los pasillos: debe ser suficiente para que las máquinas puedan circular sin peligro y el transporte y manejo de las mercancías se efectúe sin problemas. Hay que tener en cuenta también los giros y, especialmente, la zona de cruce de los pasillos, que debe estar bien señalizada para evitar choques.
  • Vías exclusivas para desplazamiento de personas: establecer pasillos seguros, sin vehículos.
  • Sin obstáculos: mantener los pasillos despejados, no abandonar mercancía ni ningún otro material en una zona de paso.
  • Señalización de los desniveles

2.    Correcta manipulación y almacenamiento de mercancías

Es muy importante que las cargas se manipulen y almacenen de forma equilibrada y que estén bien fijadas para evitar su caída o el desprendimiento de parte de la mercancía.

Además, es imprescindible que los sistemas de almacenaje sean los apropiados para cada una de las cargas. Para ello, se precisa contar con estanterías metálicas para almacén o con sistemas de paletización, si se utilizan palets. Tanto las paletas como cualquier otro tipo de carga deben estar correctamente acomodadas en los largueros de las estanterías para evitar caídas. Asimismo, nunca se debe sobrepasar el peso máximo de carga indicado por el fabricante.

3.    Salidas de emergencia

Las salidas de emergencia tienen que estar bien señalizadas y, por supuesto, libres de obstáculos. En definitiva, listas para cumplir su función en caso de evacuación.

4.    Buena ventilación e iluminación

Como en cualquier entorno laboral, una buena ventilación e iluminación favorecen que el trabajo se pueda realizar en buenas condiciones.

5.    Equipos de Protección Individual

Los trabajadores de los almacenes deben utilizar en algunas ocasiones Equipos de Protección Individual (EPI). Se les proporcionarán en función de sus tareas y a los riesgos a los que estén expuestos. Los más habituales son el calzado de protección (muchas veces con puntera reforzada para mitigar posibles golpes), los guantes y los cascos para proteger la cabeza.

6.    Prevención de riesgos

Finalmente, siempre hay que insistir en la prevención de riesgos laborales y la importancia de cumplir siempre estas medidas que permitirán disminuir la exposición de los trabajadores a estas amenazas.

En un almacén, es crucial estudiar y detectar estos riesgos, ya que pueden ser de diferente naturaleza en función del tipo de producto almacenado (tóxico, inflamable, de gran envergadura…), la forma de trabajo (si interviene maquinaria o todo se realiza de forma manual) y del tipo de almacén y sus características (por ejemplo, no es lo mismo que sea interior a que esté al aire libre).

Envío GRATIS desde 100 €
Pago 100% seguro
Entrega en 3-5 días
+34 900 696 796

Ayuda telefónica de 09:30 a 18:00h

Envío GRATIS desde 100 €
Pago 100% seguro
Entrega en 3-5 días