Almacenes a cielo abierto. Todo lo que debes saber sobre los almacenes exteriores

Almacén a cielo abierto
30 Mayo, 2022

A pesar de que los almacenes más comunes sean cubiertos, con el objeto de preservar con mayor seguridad los diferentes productos (es el caso de un almacén de consolidación); también se pueden distinguir los llamados “almacenes a cielo abierto”.
En el siguiente artículo, profundizamos en este concepto. Y tú, ¿sabes qué son los almacenes a cielo abierto?

¿Qué es un almacén a cielo abierto?

Los almacenes a cielo abierto son aquellos espacios exteriores, destinados para albergar mercancías de toda índole. Normalmente, se trata de artículos de gran tamaño y con largos períodos de almacenamiento.

De este modo, este tipo de almacén exterior no dispone ni de paredes ni de techo, sino que la única protección para los productos almacenados es la de unas vallas o marcas en el suelo. Asimismo, las mercancías son tapadas por lonas o plásticos y se encuentran almacenadas sobre estanterías altamente duraderas y resistentes a las condiciones atmosféricas.

Tipos de almacenes exteriores

No todos los almacenes exteriores son iguales. Diferenciamos entre almacenes a cielo abierto y almacenes semiabiertos. Veamos a continuación las semejanzas y disparidades de estos tipos de estructuras exteriores:

  • Almacén abierto: Los almacenes a cielo abierto se encuentran completamente descubiertos. Su perímetro está cercado y disponen de grandes mercancías. 
  • Almacén semiabierto: Este tipo de almacén está techado y cuenta con paredes, salvo un lateral que sí está abierto. En este tipo de almacenamiento encontramos vehículos, así como materiales de construcción.

¿Cómo implementar los almacenes a cielo abierto?

Para montar tu propio almacén a cielo abierto, es necesario que tengas en cuenta los siguientes factores:

Adecuar las estanterías a las condiciones atmosféricas

En primer lugar, el tiempo meteorológico es un factor determinante para escoger el mejor sistema de almacenaje para los almacenes a cielo abierto.
Hay que contar con estanterías que se adapten a diferentes temperaturas, así como a la corrosión. La lluvia, el viento o la nieve también pueden estropear tus sistemas de almacenaje. Por lo tanto, es necesario también colocar estanterías que eviten la oxidación y que soporten todos estos fenómenos atmosféricos.

Tener en cuenta la señalización y la iluminación

Tanto la señalización como la iluminación son dos aspectos relevantes a tener en cuenta en los almacenes a cielo abierto. Por un lado, la señalización es clave para preservar la seguridad del almacén. El objetivo es poder regular y señalizar el tráfico de la maquinaria, evitando cualquier riesgo.
Finalmente, en cuanto a la iluminación, es relevante tener presente la luz solar.

Elegir la maquinaria necesaria

En los almacenes a cielo abierto, hay que escoger de forma adecuada la maquinaria a utilizar. Las máquinas deben ser capaces de transportar las diferentes mercancías y de poder realizar movimientos eficaces y, por supuesto, seguros.

Tener presente el riesgo de robos

Al tratarse de almacenes a cielo abierto, las mercancías están más a merced de los ladrones. De este modo, la empresa tiene que optar por un sistema de seguridad que preserve sus productos de malhechores. 

Alarmas, vallado e, incluso, contratar personal de seguridad son algunas de las medidas que se llevan a cabo.

Mercancías más comunes en almacenes a cielo abierto

¿Qué tipo de mercancías albergan los almacenes a cielo abierto? Mercancías de gran volumen y pesadas. Cabe destacar que muchas de ellas se encuentran embaladas en grandes palets.
De este modo, en los almacenes a cielo abierto se guardan, normalmente, materiales destinados a la construcción o de carácter industrial: láminas de chapa, bobinas industriales, tubos, maderas, etc.

¿Qué sistemas de almacenaje instalar en un almacén exterior?

Como se indicaba en anteriores apartados, para los almacenes a cielo abierto es necesario contar con un sistema de almacenaje que evite la corrosión para soportar diferentes condiciones atmosféricas y que tenga la capacidad suficiente para albergar mercancías pesadas como materiales de construcción.

Desde Ractem, te proponemos nuestras estanterías Cantilever, así como la siguiente selección de estantería de paletización. Ambas estanterías metálicas disponen de módulos adicionales para adecuarse a la perfección a las necesidades de los clientes y pueden soportar cargas de hasta 3 toneladas y media y 1 tonelada, respectivamente.

 

 

Envío GRATIS desde 250 €*
Pago 100% seguro
Envío en 3 - 5 días
+34 900 696 796

L - J de 9h a 17:30h | V de 9h a 16h

Envío GRATIS desde 250 €*
Pago 100% seguro
Envío en 3 - 5 días