Trazabilidad de producto

trazabilidad producto
26 Julio, 2023

En el ámbito logístico, la trazabilidad del producto se ha convertido en un elemento clave para garantizar eficiencia y calidad en la cadena de suministro. Este proceso de trazabilidad permite seguir el recorrido completo de un producto desde su fabricación hasta su destino final, proporcionando visibilidad y transparencia y evitando así errores que pueden resultar costosos.

Un buen sistema de trazabilidad puede brindar a tu empresa claridad y confianza, ayudándote a optimizar la logística y ofrecer un mejor servicio a los clientes. ¿Quieres saber cómo hacer la trazabilidad de un producto? Te lo explicamos en este artículo de Ractem.

¿Qué es la trazabilidad de un producto?

La trazabilidad de un producto consiste en el seguimiento de este durante todo el proceso de fabricación y distribución: desde el abastecimiento de las materias primas para su producción hasta su llegada al cliente final, pasando también por todas sus etapas de transformación, logística y transporte.

Implementar un sistema de trazabilidad adecuado puede ayudar a tu empresa a garantizar:

  • La calidad del producto. Llevar un control de todas las fases de la cadena de suministro sirve para minimizar los errores y, por tanto, para maximizar la calidad de tu servicio al cliente.
  • Los estándares de higiene. La trazabilidad de un producto te permite controlar si se están cumpliendo medidas de higiene efectivas a lo largo de todo el proceso.
  • El cumplimiento de la normativa. Gracias a este seguimiento puedes cerciorarte de que estás aplicando correctamente la legislación específica que afecta al diseño, la producción o la distribución de tus productos.

Tipos de trazabilidad

¿Sabías que existen diversos tipos de trazabilidad? Estos son algunos de los más comunes:

  • Trazabilidad interna. La trazabilidad interna se refiere al seguimiento del producto en las propias instalaciones de la empresa.
  • Trazabilidad externa. Es la capacidad de rastrear el producto a lo largo de su recorrido fuera de la empresa, desde el proveedor inicial hasta el cliente final.
  • Trazabilidad de un producto hacia delante. Este tipo de trazabilidad sigue el rastro de un producto desde su origen hasta su destino, lo que permite identificar y resolver problemas de calidad o seguridad y optimizar la logística.
  • Trazabilidad de un producto hacia atrás. Por su parte, la trazabilidad externa permite seguir el camino inverso que recorrió el producto para llegar a manos del consumidor. Esto sirve fundamentalmente para encontrar la causa de cualquier problema y cumplir con la transparencia de la supply chain.

¿Cómo hacer la trazabilidad de un producto?

Si quieres saber cómo hacer la trazabilidad de un producto adecuadamente, nuestra recomendación es que sigas algunos pasos clave durante el proceso de trazabilidad.

  1. Define e identifica los productos

    Seguramente, por las estanterías de almacén de tu negocio pasan infinidad de productos. Por eso tendrás que definirlos e identificarlos bien para poder rastrear cada artículo en todas las etapas de su ciclo de vida. Puedes hacerlo mediante códigos de barras, QR o etiquetas RFID.

    Es conveniente que establezcas agrupaciones o lotes de productos para optimizar el proceso de trazabilidad.

  2. Registra los productos en un buen sistema de trazabilidad

    Tu sistema de trazabilidad debe unificar toda la información relativa a los distintos tipos de productos con los que vas a trabajar.

    Para ello, mantén un registro exhaustivo de cada movimiento de un producto, desde su fabricación hasta su destino final pasando por su almacenamiento en las estanterías para naves industriales. Fechas, ubicaciones, proveedores y cualquier dato es relevante para su correcta trazabilidad.

    ¿Qué sistema de trazabilidad es mejor? En la actualidad lo habitual es optar por un software que automatice todas las tareas de registro, control y seguimiento del producto, y que facilite el acceso a la información en tiempo real.

  3. Lleva a cabo el proceso de trazabilidad

    Recuerda que, durante el proceso de trazabilidad, también es esencial establecer una comunicación fluida con tus proveedores para obtener información precisa sobre el origen y el proceso de fabricación de tus productos.

    Una cadena de suministro transparente es fundamental para garantizar una trazabilidad de producto efectiva.

  4. Realiza el control de trazabilidad

    Realiza verificaciones y auditorías periódicas: ¡el control de trazabilidad es necesario para asegurarte de que tu sistema de trazabilidad está funcionando correctamente!

    Tendrás que comprobar también que estás cumpliendo con todas las regulaciones y normativas relacionadas con la trazabilidad de un producto en tu sector.

Si has llegado hasta aquí, ya tendrás claro qué es la trazabilidad de un producto y cómo llevarla a cabo, pero en Ractem queremos ponértelo aún más fácil. Somos conscientes de que mantener el orden en un almacén para garantizar un proceso de trazabilidad efectivo requiere unas estanterías metálicas de calidad.

Por eso entre nuestros modelos encontrarás desde las populares estanterías Cantilever, con impresionante capacidad de carga, hasta estanterías sin tornillos, pasando por las robustas y resistentes estanterías de acero galvanizado. Todas ellas han sido diseñadas para optimizar tu sistema de trazabilidad y permitirte llevar el éxito de tu negocio al siguiente nivel.

 

Envío GRATIS desde 250 €*
Pago 100% seguro
Envío en 3 - 5 días
3.902 Opiniones9.1/10
+34 900 696 796

L - J de 9h a 17:30h | V de 9h a 16h