Tipos de almacenes y sus características

Estanterías Ractem CMax

Un almacén es una infraestructura para el almacenaje de bienes dentro de la cadena de suministro. Los almacenes son espacios físicos que cubren el periodo entre los flujos de entrada y de salida, que no suelen coincidir. En este post vamos a conocer los tipos de almacenes, que se dividen en varias clasificaciones:

  1. Según su recinto
  2. Según el grado de automatización
  3. Según la mercancía almacenada
  4. Según su función logística

A continuación, detallamos los diferentes tipos de almacén que existen en estas categorías:

Según su recinto

▪   Cubierto

Los almacenes cubiertos están protegidos por una estructura con techo que resguarda a los materiales almacenados de las inclemencias meteorológicas. Dentro de estos almacenes también puede haber zonas especiales para bienes que necesiten unas determinadas condiciones ambientales de temperatura o de luz.

▪   Al aire libre

Se trata de un almacén que no requiere de ninguna construcción, aunque su zona suele estar delimitada por vallas o señales. En él se almacenan bienes que no se dañan al estar a la intemperie, como por ejemplo los coches nuevos o, todo lo contrario, los coches destinados a chatarra.

Según el grado de automatización

▪   Almacén convencional

El almacén convencional se compone de estanterías metálicas y estanterías para el depósito de paletas, para el uso de carretillas contrapesadas convencionales o de mástil retráctil. En estos almacenes la altura de la última carga no supera los 8 metros y se deben fijar pasillos adecuados para el paso de las carretillas. El sistema de almacenaje más habitual en estas infraestructuras son las estanterías para almacén, capaces de soportar diferentes pesos de carga por balda.

▪   Almacén automático

En los almacenes automáticos se utilizan equipos robotizados para la manipulación de la carga, su altura sobrepasa los 10 metros y la actividad realizada por los trabajadores es mínima. Suelen ser de dos tipos: de carga paletizada a gran altura o mini-loads, para cargas más ligeras. Se utiliza un transelevador que se controla mediante un sistema informático y que se ocupa de la entrada y salida del material.

Según la mercancía almacenada

▪   Materias primas

Los almacenes que albergan materias directamente extraídas de la naturaleza suelen estar muy cerca del centro de producción, donde se transformarán en productos elaborados.

▪   Productos intermedios

Los productos semi-elaborados se encuentran en mitad de la cadena de producción. Si la segunda fase de producción es en la misma fábrica suelen almacenarse en su interior. Aunque otros bienes como el textil se fabrican habitualmente en dos o más instalaciones, por lo que el almacenaje de bienes intermedios no siempre se hace en el interior o cerca de la fábrica.

▪   Productos terminados

Son las materias acabadas y los productos elaborados que ya están disponibles para su salida y para comenzar su proceso de distribución y posterior venta.

Según su función logística

▪   Almacén central

También denominado como de planta, este almacén está localizado lo más cerca posible del centro de fabricación para reducir los costes de transporte y manipulación de la mercancía. En este almacén se gestiona el stock y se suministran las mercancías correspondientes a los almacenes regionales.

▪   Almacén regional

El almacén regional se sitúa en una zona de expedición menor, con el objetivo de cubrir las necesidades de un ámbito geográfico concreto en el que los productos se puedan distribuir rápidamente. De hecho, su zona de influencia no debe ser superior a una jornada para que considere como almacén regional.

▪   Almacén de tránsito

Se encuentra en un punto intermedio entre almacén regional y el centro de consumo cuando entre ellos hay una distancia de más de un día.

▪   Almacén temporal

Son almacenes temporales o de depósito que sirven para almacenar el stock durante las subidas de demanda de un bien determinado.