Almacenaje Drive In: Definición y Características

Drive in

Drive In es un método de almacenaje compacto que permite optimizar al máximo el espacio disponible, eliminando los pasillos entre las estanterías. Almacena varias unidades de carga (generalmente en palets) distribuidas una detrás de la otra en profundidad. Solo existe un lado accesible para carga y descarga.

Tiene la ventaja de que aumenta considerablemente la capacidad de almacenamiento, pero la desventaja de que solo funciona con el método LIFO, es decir, la última mercancía en entrar será la primera en salir.

Por lo tanto, el almacenaje Drive In es una solución perfecta para las mercancías homogéneas (ladrillos, baldosas…), productos que no pierden su valor con el paso del tiempo o para almacenes con una gran cantidad de palets por referencia. En todo caso, es recomendable que sean almacenes con una gran rotación, puesto que el punto de entrada será el mismo que el de salida y se corre el riesgo de que las mercancías que quedan al fondo pierdan su valor.

Ventajas y desventajas del Drive-In

La principal desventaja de este sistema es que es imprescindible utilizar el método LIFO. Como solución, esta forma se puede combinar con otros sistemas de almacenaje como la carga paletizada convencional, un sistema básico de almacenamiento para cargar palets de forma directa y mecánica por medio de carretillas elevadoras que encontrarás en nuestra web con diferentes combinaciones y dimensiones.

Ahora, vamos con su principal ventaja: es un sistema que aprovecha al máximo el espacio del almacén. Son la solución perfecta cuando se almacenan grandes cantidades del mismo artículo y además la rotación es elevada, es decir, hay mucho movimiento de mercancías. Una vez ubicada la mercancía no hay posibilidades de deterioro porque los palets no se apilan uno sobre otro. Por lo tanto, es un sistema de almacenaje compacto apto para mercancías sensibles a la presión.

En método LIFO en el almacenamiento Drive-In

El método LIFO y el FIFO son los más utilizados en la gestión de mercancías. Al aplicar el almacenamiento Drive-In el sistema que se aplica es el LIFO, que viene de las siglas en inglés “Last In, First Out”, es decir, “último en entrar, primero en salir”.

La razón por la cual se utiliza este método en el almacenaje compacto es que la carga y descarga se hacen por el mismo lado. Y por eso, obligatoriamente, para acceder a los palets que se encuentran al fondo hay que retirar los que están delante.

Diferencias entre Drive-In y Drive-Through

Entre las estanterías compactas existe una alternativa al Drive-In muy utilizada, el Drive-Through.

Así como el Drive-In solo permite acceder desde un lado, el Drive-Through tiene dos zonas: carga por un lado y descarga por el lado contrario. Por eso, con este otro sistema se utiliza el método de gestión FIFO (“First In, First Out”), es decir, se saca la mercancía más antigua, que además es la más accesible, desde la zona de descarga. Requiere utilizar dos pasillos (uno de carga y otro de descarga) y es el más utilizado para productos perecederos o que pierden valor con el paso del tiempo.