4 formas de ahorrar espacio en tu comercio

Estanterías metálicas de oficina

La forma de lograr más espacio en un negocio suele ser una de las preocupaciones habituales en el pequeño y mediano comercio. La difícil tarea de ofrecer la variedad demandada por los clientes es un desafío cuando no se dispone de un espacio muy amplio y mudarse a un sitio más espacioso no es una opción.

El orden es el mejor amigo del espacio y las gavetas, cajoneras y elementos de ordenación nos pueden ayudar a ganar ese hueco que antes ocupaban los objetos sin organizar. Pero lo cierto es que, aunque el orden influye muchísimo, no nos dará más metros cuadrados en nuestro local

¿Qué hacemos en ese caso? Una solución práctica y sencilla cuando no disponemos de mucha superficie es aprovechar la altura. Pero para no acabar con un negocio abarrotado y caótico te ofrecemos una serie de consejos para que el cliente compre cómodamente:

Acumula el stock en el almacén

Casi todos los comercios suelen contar con un almacén al que debemos dar el máximo partido. Al no estar a la vista del público, en este lugar podemos almacenar una cantidad mayor de productos apilados que iremos reponiendo conforme se acaben en la tienda ¡Es preferible que un producto se acumule en el almacén que en la tienda, de cara al público! En este lugar podrás utilizar estanterías mucho más robustas que soporten una alta carga por balda.

Libera la entrada

Ahorrar espacio no es sinónimo de utilizar hasta el último recoveco. De hecho, hay espacios que deben ser respetados, como la entrada. De esta forma, los clientes podrán abrir la puerta totalmente y entrar cómodamente. Como consejo: al igual que al abrir una revista, tendemos a mirar la página derecha, en un comercio sucede lo mismo. Los compradores miran más habitualmente al lado derecho de la tienda, el lugar perfecto para colocar lo que queremos vender sobre sus estanterías.

Diseña tus pasillos

Diseña tus pasillos de forma inteligente y sin vulnerar las normas que establecen generalmente unas anchuras de 1,20 metros y de 1,80 metros en pasillos principales. Una medida mínima para garantizar la comodidad del comprador pero que no evita que se pueda “jugar” con el espacio y crear una red de estanterías que te ayude ahorrar el máximo espacio posible y a poder exponer la mayoría de los objetos de tu catálogo.

Aprovecha las alturas: estantería

Tanto en el almacén como en la tienda o comercio, las estanterías metálicas son las mejores aliadas de los negocios. Destacan por su alta capacidad de almacenaje y la accesibilidad de los objetos. Dentro de los modelos de estanterías para comercios es posible encontrar una gran gama de estanterías de acero galvanizado y estanterías cromadas configurables, que destacan por su cuidado diseño.

Al fin y al cabo la zona de la tienda será el lugar donde los objetos deberán estar mejor presentados, gracias a elementos incorporados como estantes expositores o botelleros para el vino. Según el producto que se vaya a exponer podremos contar con estanterías de carga ligera o media, reservando las de carga ligera para el almacén.

Recomendamos no apilar en exceso los objetos a la venta y distribuirlos, preferiblemente, de forma horizontal. Gracias a las baldas regulables en altura podrás exponer para la venta todo tipo de objetos a la vez que ahorras espacio ¡Todo ventajas!