¿Qué es una carretilla retráctil?

Carretilla retractil

Una carretilla retráctil es una máquina de almacén, generalmente eléctrica, que sirve para desplazar carga y palets y realizar las maniobras básicas de giro y de elevación. Su principal característica (y que la diferencia de una carretilla convencional) es que su mástil se retrae para las maniobras de desplazamiento y giro.

Así, es perfecta para el trabajo en pasillos estrechos y se convierte en una de las máquinas más utilizadas en almacenes que trabajan con carga paletizada junto a las carretillas elevadoras, las transpaletas, los apiladores y lo recogepedidos.

¿Por qué carretilla retráctil? Definición

¿A qué debe esta popular carretilla el nombre de retráctil? Retráctil viene efectivamente de “retraer”, acción que desarrolla la carretilla con el mástil cuando coloca la carga entre los ejes delantero y trasero. Esta característica le proporciona algunas ventajas como la reducción de su longitud, la seguridad en el trasporte de la mercancía y la capacidad para moverse en espacios en los que una carretilla elevadora no cabría.

Características de una carretilla retráctil

Ahora que ya conocemos la principal virtud de este tipo de carretilla y a la que debe su nombre, continuamos con otras características de las carretillas retráctiles:Diferentes capacidades de carga

Dependiendo del modelo de carretilla retráctil y de su chasis será capaz de transportar y elevar diferentes cargas, con capacidades que van desde las cargas más ligeras de hasta 1.200 kg. hasta las carretillas más potentes que elevan hasta 2500 kg.

  • Manipulación en diversas direcciones

Al contrario que una carretilla frontal, que está diseñada para la manipulación frontal de la mercancía, la carretilla elevadora la puede manipular en diferentes direcciones.

  • Transporte seguro de cargas pesadas

Además de palets, este tipo de carretillas se utiliza mucho para el transporte de objetos de una importante longitud y volumen. El porta-cargas se retrae y la carga se encuentra en el interior de los brazos de soporte, por lo que no es necesario contrapeso y la manipulación se produce con gran seguridad.

  • Generalmente eléctricas

Las carretillas retráctiles son generalmente eléctricas, frente a las carretillas elevadoras convencionales que utilizan también combustible diésel o gas propano.

  • Conductor sentado

El operario que maneja está máquina va sentado en una cabina. En este espacio se suele facilitar la visibilidad, para evitar los giros excesivos de cabeza del conductor y que las maniobras sean mucho más fáciles de realizar.

  • Ideal para pasillos estrechos

Al ser retráctil, esta carretilla es perfecta para los desplazamientos en pasillos estrechos. Existen modelos específicos, como la carretilla trilateral, cuyas horquillas giratorias permiten una rotación de 180 grados.