¿Qué tipos de paletización existen?

Paletización convencional

La paletización es el sistema de almacenaje y de transporte más asentado en la logística. En la actualidad, su importancia sigue creciendo, ya que permite reducir costes, tiempo en los procesos de almacenado, carga y descarga y facilita el control de inventario.

Más allá de la convencional, existen otros tipos de almacenaje mediante palets, como las estanterías de paletización y los almacenes autoportantes.

El uso de palets está generalizado en diferentes tipos de sectores, en lugares de todo el mundo y en compañías de tamaños variados: desde un comercio local a los almacenes de una gran multinacional. Por eso, a la hora de almacenar existen varios tipos de paletización, que responden a las necesidades de almacenaje y a la capacidad del almacén.

1. Paletización convencional

La paletización convencional parte de la premisa de convertir en una única unidad de manejo un conjunto de mercancías que de forma individual son muy numerosas, poco manejables, pesadas o voluminosas y cuya manipulación y transporte requerirían de mucho tiempo y trabajo.

Si se trata de un palet estandarizado, la paletización convencional permite, dependiendo del tipo de mercancía, el apilado de la mercancía, consiguiendo una mayor capacidad de almacenamiento en altura. La convencional, que se realiza mediante la disposición directa de los palets o el apilado es la más habitual en los pequeños comercios y restaurantes.

2. Estanterías de paletización

Pero cuando las cargas paletizadas son más pesadas, el apilado convencional no es posible. Por eso, en muchos almacenes se requieren estanterías de paletización, un sistema eficaz y resistente  diseñado para almacenar palets de forma directa y mecánica por medio de carretillas elevadoras. Cuando el peso y la cantidad de la mercancía comienzan a ser más considerables, las estanterías presentan ventajas como la rápida localización cada palet, el acceso directo e inmediato y el ahorro de tiempo y esfuerzo en la manipulación de las mercancías, favoreciendo la rotación de stock.

Además de las estanterías convencionales, existen otros modelos para carga paletizada como:

  • Estanterías dinámicas. Tipo de estantería de paletización que utiliza la fuerza de la gravedad para que los palets depositados en unos rodillos con un ligero desnivel se desplacen por sí mismos hacia el lado más bajo. Se basan en el sistema FIFO (first-in-first-out) en el que el primer palet en entrar es el primero en salir. Esto las hace perfectas para el almacenaje de productos perecederos.
  • Estanterías de paletización compacta. Pueden utilizar el sistema Drive In (el último palet en entrar será el primero en salir) o el Drive Through o FIFO, en que como hemos comentado el primer palet que entró será el primero en salir. Este último requiere de dos pasillos, uno para la carga y otro para la descarga.
  • Estanterías Push-back. Sistema de almacenaje por acumulación que permite almacenar varios palets por nivel.

3. Almacenes autoportantes

Por último, los almacenes autoportantes son la solución integral de almacenamiento perfecta para ingentes cantidades de mercancía con grandes alturas de almacenaje. El apelativo de “autoportantes” lo reciben porque son estas mismas estanterías las que soportan la cubierta y las instalaciones que forman el propio almacén, además de cumplir la función de estantería de almacenaje.