¿Qué métodos de almacenamiento existen?

Pasillos de la nave

La logística está jugando un papel muy importante en la economía de muchos negocios, de hecho empresas como Amazon o Inditex han crecido tanto gracias a sus sistemas logísticos y métodos de almacenamiento.

La logística se ha convertido en una ventaja competitiva para las empresas que operan a nivel offline y online. Un claro ejemplo es que en los últimos años la combinación de la logística con internet ha hecho posible la aparición de nuevas empresas, y el crecimiento de las que ya operaban.

El mercado actual logístico ofrece diferentes de opciones en cuanto a almacenamiento y transporte de mercancías se refiere. Las empresas tienen que investigar aquellos sistemas logísticos que mejor se adapten a sus circunstancias y necesidades ya que esto puede llegar a suponer un gran ahorro en costes.

Se trata de buscar aquel método que más eficiente sea a tu modelo de negocio.

¿Qué se busca con un buen sistema de almacenamiento?

Un sistema de almacenamiento adecuado permite que la empresa sea más eficiente en la gestión de mercancías y con ello ganar en competitividad.

¿Qué les supone? Una mayor cuota del mercado y ahorrarse cantidades de dinero y tiempo.

Para las empresas, el objetivo de tener un buen sistema de almacenamiento es lograr una mayor eficiencia en las operaciones logísticas que se van realizando desde la recepción de las mercancías hasta la distribución física de esos productos en el almacén.

Clasificación de los sistemas de almacenamiento

Existen varios métodos para clasificar los productos en el almacén por lo que hay que analizarlos y elegir el que mejor se adapte a las circunstancias y de cada empresa. Por ejemplo, la colocación de las mercancías, características de los productos y su rotación influirán en la elección del método de almacenamiento.

En la actualidad existen varios sistemas de almacenaje pero los más importantes y usados son los siguientes:

  • Convencional: Es uno de los métodos más utilizados en el mundo de la logística. Su funcionamiento es sencillo, consiste en almacenar los productos combinando estanterías de paletización y estanterías de carga manual. Entre las ventajas de este sistema hay que destacar que es útil para todo tipo de mercancías independientemente de su peso y volumen, y que éstas están siempre accesibles para los empleados
  • Dinámico: trabaja con la metodología FIFO (los productos van saliendo del almacén en función de su orden de entrada). De esta manera, con el almacenamiento dinámico hay una rotación constante, de forma cronológica, muy ventajosa para las empresas que se dedican a comercializar con productos perecederos.
  • En bloque: Este sistema de almacenamiento la mercancía se dispone en el suelo, apilada,  en filas y con pasillos, si es posible, para facilitar el tránsito. Como ventaja destaca su bajo coste ya que no es necesaria la instalación de equipamiento, pero no permite aprovechar el máximo volumen de almacenaje y limita tanto la manipulación de los productos como la estabilidad de las cargas.

Independientemente del sistema elegido para el almacén existen dos factores clave en todo el proceso logístico que son la calidad y la resistencia de los materiales empleados. Por ello, es indispensable la elección de estanterías metálicas de calidad que permitan la optimización del espacio de almacenamiento, reduciendo costes y facilitando la manipulación de la mercancía.