¿Cómo montar un taller en casa?

Mesa de trabajo para taller

Para aquellas personas a las que les gusta el bricolaje, el poder tener un taller propio en tu hogar donde realizar sus propios trabajos y reparar muebles o crear manualidades, es todo un lujo.

En un principio la idea de instalarlo puede parecer difícil e inviable, sobre todo por problemas de espacio, dinero o la falta de acondicionamiento.

Por este motivo vamos a explicar y dar una serie de consejos sobre cómo montar un taller en casa, demostrando que es más fácil de lo que parece.

¿Cuál es el sitio más adecuado para montar un taller?

Tiene que ser un lugar cómodo donde poder trabajar tranquilamente, teniendo las herramientas ordenadas y siempre al alcance de nuestras manos.

Lo primero de todo es pensar cuál es el sitio perfecto para instalarlo, además de saber qué clase de acondicionamientos necesita.

La habitación o garaje que se elija tiene que ser un lugar resguardado, sin humedades, con buena iluminación y sobre todo tiene que haber la ventilación adecuada.

Una vez elegido el sitio, habrá que tomar medidas para saber exactamente el espacio del que se dispone con el fin de distribuirlo de la forma más eficiente, sacando el máximo partido posible.

Es muy importante crear una zona de trabajo segura, en la que prime la comodidad, ventilación, iluminación y salubridad.

Clases de talleres

En función del trabajo que se vaya a realizar habrá que cambiar su distribución y  acondicionamiento. A continuación vamos a explicar 2 actividades diferentes que se pueden realizar en  habitaciones pequeñas y garajes:

Bricolaje fino

Son trabajos de restauración, corte y confección o artísticos. Se realizan trabajos limpios, no necesitan más que orden, concentración y tranquilidad. Cualquier habitación puede servir para este tipo de actividades.

Bricolaje grueso

Referente a tareas de pintura y carpintería. Para este tipo de actividades se necesitará un lugar con muy buena ventilación.

Un factor muy importante es la seguridad, por eso habrá que revisar si están en buen estado las instalaciones eléctricas o del agua antes de tocar nada.

Herramientas que no pueden faltar en casa

Por lo general, siempre suele haber herramientas de como llaves inglesas, alicates, taladros, metro o atornilladores eléctrico.

Independientemente del espacio que se disponga, tiene que haber una mesa de trabajo, estanterías metálicas y varios paneles para colgar nuestros utensilios.

Una buena distribución sería poner el banco de trabajo pegado a la pared y al lado fijar las estanterías que soportarán el peso de los productos más pesados. Por último poner el panel  encima de la mesa de trabajo.

Hay que fijar las estanterías metálicas a la pared para una mayor seguridad y estabilidad, además de llenar el panel con todos los materiales.

Otra recomendación a tener en cuenta es comprar material de bricolaje de calidad ya que ahorraremos tiempo y dinero.

Por ejemplo, una mesa de trabajo tiene que tener una superficie muy resistente, además de reposapiés para una mayor comodidad y evitar posturas incomodas.

Para ganar más espacio es recomendable bancos de trabajo con balda inferior, de esta manera se pueden almacenar todo tipo de objetos en gavetas.

Antes de comprar una mesa de trabajo hay que mirar si tiene una regulación para escoger la altura de los estantes que más se adapte a nuestras necesidades y preferencias.