¿Qué es el método MARIE KONDO?

Marie Kondo

El orden es fundamental para nuestras vidas.

Tener organizada nuestra casa o zona de trabajo repercute positivamente en todos los aspectos, esto lo sabe muy bien la japonesa experta en orden Marie Kondo.

Ella ha publicado su libro “La magia del orden” que ha dado la vuelta al mundo gracias a su método Konmari con el que enseña como una buena organización influye en nuestra vida personal y nuestro trabajo.

Este libro, de una manera simple y eficaz, ayuda a las personas a ser más ordenadas.

La metodología Konmari la podemos aplicar en todos los ámbitos de nuestras vidas, pero en especial, en nuestra zona de trabajo.

De hecho, es tan importante el orden en tu comercio que nos puede llegar a suponer un gran ahorro en tiempo, esfuerzo y, en definitiva, en dinero.

Como ordenar tu comercio con el método Marie Kondo: Konmari

El desorden, tanto en nuestra casa como en el trabajo, nos afecta negativamente ya que es uno de los principales causantes del estrés o de que perdamos mucho tiempo.

Si tienes un negocio y lo tienes muy desordenado, con una gran cantidad de productos y objetos por medio, es muy probable que termines por estresarte, perder mucho tiempo a lo largo de semana, e incluso dinero.

El método de Marie Kondo se puede aplicar a tu negocio para conseguir el orden de una manera sencilla y cómoda, tal y como lo vamos a ver a continuación:

Hacer un inventario

Antes de empezar a hacer limpieza y reorganizar nuestra casa hay que hacer una lista con todas las cosas que queremos quedarnos y otra con aquello que vamos a tirar, dar o donar.

El problema es que muchas veces nos quedamos con objetos que no nos sirven realmente o llevamos meses sin usar  y sin perspectiva de que vaya a cambiar esa situación.

Esto no es una tarea fácil, muchas veces el apego emocional o la sensación de que lo necesitaremos en un futuro hacen que guardemos más cosas de las que deberíamos.

Ordenar por categorías

Una vez que hemos limpiado y deshecho de lo que no nos servía realmente, además de ganar espacio, tendremos todo más despejado para organizar mejor el resto de productos y otros elementos del comercio que nos hemos quedado.

A diferencia de lo que habitualmente hacemos, que no es otra cosa que ordenar por espacio o habitaciones, el método insiste que hay que ordenar por categorías.

Un claro ejemplo de ello son los supermercados en donde está todo ordenado por categorías, es una forma práctica y rápida de encontrar antes los productos tanto para los consumidores como los trabajadores.

Además, esta forma de organizar tu comercio hará que con el paso del tiempo no se vuelva a desorganizar ya que te “obliga” a no dejar nada fuera de su sito.

Compra productos de almacenaje para tu negocio de forma inteligente

Este método insiste en que no hay que malgastar el dinero comprando mobiliario y material para ordenar, sino hay que invertir nuestro dinero de forma inteligente.

Para según qué cosas podemos reutilizar objetos cotidianos, por ejemplo las cajas de zapatos sirven para almacenar pequeños objetos.

Sin embargo, no podemos encontrar siempre la solución con objetos cotidianos, debemos invertir en almacenaje para nuestro negocio duradero, resistente, estable y fácil de montar como son las estanterías cromadas.

Esta clase de estanterías son perfectas para los comercios, de hecho es un buen sistema de almacenaje si queremos conseguir orden que tanto insiste Marie Kondo.

Minimalismo en la decoración de tu comercio

Los beneficios del minimalismo son palpables, tanto a nivel estético como de productividad.

Un local recargado, lleno de cosas por todos los lados, produce a los clientes una sensación de agobio y estrés.

Para que esto no ocurra, hay que emplear mobiliario práctico, funcional y que se adapte tanto al espacio como a nuestras necesidades. Las estanterías son indispensables porque disponen de varias medidas y accesorios para almacenar cargas ligeras.

En definitiva, se trata de conseguir que esté todo a la vista y sea fácil de coger con el objetivo de ganar espacio y ahorrar tiempo, además de dar una buena imagen a los clientes de tu negocio.

Errores típicos que cometemos en el orden

Para imponer el orden en nuestra casa, no sólo hay que seguir las recomendaciones que acabamos de exponer arriba, sino que hay que evitar errores típicos que solemos cometer a diario que nos impide conseguir ese orden buscado.

 A continuación una lista de los típicos errores que solemos cometer:

  1. Una vez que estemos ordenando nuestro comercio dejarla a mitad. Solución: limpiar y ordenar todo de una sola vez, haciéndolo siempre en menor tiempo posible.
  2. Organizar los productos por espacio y no por categorías. Solución: Poner los productos y demás elementos en un mismo sitio y acto seguido juntarlo por categorías.

Empezar a guardar antes de haber tirado, dado o donado lo que no nos es fundamental. Solución: Siempre eliminar los objetos y acto seguido guardarlos.