Almacenes automatizados: ¿Qué son?

Almacenes

Los almacenes automatizados son espacios destinados al almacenaje de cajas, palés o prenda colgada de forma automática, a través de estanterías de paletización y otras estructuras.

Como su propio nombre indica, de forma automática o automatizada los pallets se colocan gracias a los transelevadores (ubicación y extracción de la carga) y los transportadores (entradas y salidas). Los movimientos de la carga están igualmente informatizados y automatizados, a través de software de control y de gestión.

Al hablar de almacenes automáticos se hace énfasis en que los elementos no son manipulados por personas o los operarios intervienen mínimamente. Muchas veces, incluso el proceso de picking o preparación de pedidos es realizado por una máquina.

Los almacenes automatizados se utilizan principalmente en grandes almacenes en los que el volumen de entrada y de salida de mercancías es muy grande. Las principales ventajas de este tipo de sistemas para grandes almacenes son la reducción de costes y de tiempo en el proceso de manipulación de las mercancías. Con estos sistemas se pueden aumentar al máximo los ratios de productividad, ahorrar espacio y reducir los movimientos.

En cualquier caso, requiere de una importante inversión, por lo que conviene estudiar si es la mejor opción. Lo cierto es que podemos automatizar cualquier espacio de almacenaje, pero hay que tener en cuenta que las instalaciones y el software para controlar las mercancías suponen un coste importante. En cualquier caso, existen alternativas a un almacén completamente automatizado, principalmente, las estanterías metálicas o la carga paletizada.

Tipos de sistemas de almacenamiento automatizado

Según la mercancía:

·        Almacenaje de cajas

Se trabaja con transelevadores para cajas o miniload.

·        Almacenaje de pallets

La automatización de palés es la más habitual en los sistemas automatizados.

·        Prenda colgada

En el sector textil es posible automatizar el trabajo con las prendas colgadas mediante transelevadores que manipulan perchas.

Por grado de automatización:

·        Automatización baja

Las decisiones son tomadas por los operarios y los procesos están escasamente automatizados.

·        Automatización de la gestión de procesos

Se cuenta con un programa de gestión para automatizar los procesos, aunque no todos los procesos están automatizados.

·        Automatización avanzada

Todos los procesos susceptibles de ser automatizados, lo están. El almacén, desde la entrada al picking, se basa en la automatización.

Tipos de elementos en la automatización:

·        Transelevador

Los transelevadores son robots que se utilizan para el almacenamiento automático de palés y de cajas o de elementos de otras dimensiones.

·        Carruseles

Los carruseles son sistemas de almacenamiento rotativos y pueden ser tanto horizontales como verticales.

·        Pallet Shuttle

Sistema automatizado para posicionar los pallets en el hueco más profundo que exista.

Ventajas de los almacenes automáticos

Finalmente, la inversión de la automatización del almacén puede suponer una serie de ventajas. Eso sí, insistimos en que debe ser una decisión muy estudiada, ya que la inversión tanto en las instalaciones como en el software es alta. Estos son algunos beneficios:

  • Ahorro de espacio y, por lo tanto, capacidad de almacenamiento
  • Mayor seguridad laboral
  • Posibilidad de aumentar la complejidad en la gestión de pedidos
  • Reducción de tiempos en la gestión de la mercancía